lunes, 11 de junio de 2012

Comentario de texto de "La casa de Bernarda Alba - Federico García Lorca"

Análisis objetivo
  1. Localización:
  1. Externa:
  1. Época:
Durante la década de los ‘30, España está sumida en una profunda crísis política, económica y social que tiene su origen en la Restauración. Tras la dictadura de Primo de Rivera y la Segunda República Española una parte de la clase militar intenta un golpe de Estado sin éxito y comienza un enfrentamiento fraticida entre el bando republicano y el bando sublevado.
  1. Autor:
El granadiense Federico García Lorca (1898-1936) fue poeta, dramaturgo y prosista español, y el autor más influyente adscrito al movimiento de la Generación del 27. Perteneciente a una familia acomodada fue motivado por su madre en su interés por la cultura desde jóven. Muere fusilado un mes después del golpe de Estado del 36, por sus ideas políticas y su declarada homosexualidad.
  1. Movimiento literario:
Se encuadra en el movimiento de la Generación del 27. G. Lorca estuvo principalmente influenciado por el Neopopularismo. El universo lorquiano se define por un sistematismo en el que la poesía, el drama y la prosa se alimentan de obsesiones —amor, deseo, esterilidad— y de claves estilísticas constantes. La variedad de formas y tonalidades nunca atenta contra esa unidad cuya cuestión central es la frustración.
  1. Obra:
Este fragmento es concretamente la última escena de La Casa de Bernarda Alba, obra que se terminó en 1936 meses antes del fusilamiento de su autor. Interpretada por primera vez en marzo del 41 y poco después su primera edición como obra suelta por la editorial LosadaMuchos han opinado que es la culminación de un largo proceso evolutivo del dramaturgo, desde el modernismo al vanguardismo.
  1. Interna:
  1. Tiempo:
  1. Externo:
No se especifica. En base a cuando elabora Lorca la obra y que esta es en esencia una crítica al atraso de los pueblos de la España de la época se deduce que la acción transcurre durante la primera mitad de siglo XX.
  1. Interno:
El fragmento es la última escena de la obra (que dura un día), ya es de noche. La duración exacta de la escena es aproximadamente paralela a la lectura.
  1. Espacio:
  1. Externo:
La obra está ambientada en un pueblo español indeterminado. Aparte de estar directamente expuesto en el subtítulo “Drama de las mujeres de los pueblos de España” a lo largo de la obra se hacen variadas referencias a una típica casa con un corral, muros gruesos, … que lo corroboran.
  1. Interno:
El interior de una vivienda todo momento, descrita por sus muros blancos y gruesos. Concretamente en esta escena están en el patio interior de la casa. Se hace alusión al exterior brevemente cuando Bernarda sale con la escopeta y también al corral contiguo al espacio.
  1. Plano del contenido:
  1. Tema:
Drama de mujeres de los pueblos de España que como subtítulo de la obra describe la temática de la obra aunque dada su profundidad destacan otro subtemas como las aparienciasel odiola envidiala dominanciala rebeliónla resignación… que se caracterizan simbólicamente por medio de los personajes (odio y envidia: Martirio; dominancia: Bernarda; rebelión: Adela; …). En este fragmento destaca por encima de todo la represión de la sexualidad y la libertad individual puesta de manifiesto por medio de Adela y culminando con su suicidio.
  1. Argumento o resumen:
La obra comienza con el funeral del segundo marido de Bernarda, tras el cual se impone un riguroso luto. La hija mayor (Angustias) heredera del dinero del primer marido de Bernarda encuentra pretendiente (Pepe) y produce la envidia de las otras. La lucha por este pretendiente desembocará en la situación de este fragmento en el que, cerrando la obra, Adela se enfrenta violentamente a sus hermanas y en especial a su madre que le incriminan haber roto el luto al acostarse con Pepe. Finalmente tras ser engañada a creer que Bernarda dispara a Pepe, Adela se suicida trágicamente ante la incrédula sorpresa de las mujeres.
  1. Funciones y elementos del lenguaje:
Predomina el uso del lenguaje expresivo o emotivo por tratarse de una discusión entre los personajes que expresan sus deseos y sentimientos (lín. 1 ¡Qué pobreza la mía no poder tener un rayo entre los dedos!), con este ejemplo también se muestra el uso poético que del lenguaje que se hace puntualmente. El lenguaje referencial tiene también gran importancia porque se mencionan y se hace referencia a sucesos que dentro del contexto de la acción son reales (lín. 13 Ahí fuera está, respirando como si fuera un león.). Dado que se trata de texto dialógico resulta lógico que se dé uso a la función fática o de contacto cuando Bernarda grita el nombre de Adela o observa que la Poncia exclama (lín. 33 ¡Adela! lín. 34 ¿Qué?). Por último y de voz de Bernarda principalmente (siendo ella la dominadora durante toda la obra) aparece el uso apelativo o conativo cuando ésta, constantemente, da órdenes (lín. 1 Quietas, quietas. lín. 15 ¿Dónde está la escopeta?).
La situación comunicativa puede apreciarse desde dos frentes, por un lado una comunicación entre Lorca, como autor, y el lector; o por otro la comunicación entre los mismos personajes de la obra. En el primer caso el emisor es Lorca, que por medio del texto dialógico nos transmite el mensaje (denotativamente la historia de Bernarda y sus hijas, conotativamente una crítica a la sociedad española de la época). En otro contexto, interior a la obra, la comunicación (habla) se produce entre los personajes que se intercambian el papel de emisores y receptores contínuamente y transmiten el mensaje de sus intervenciones.
  1. Estructura semántica o interna:
Este fragmento comienza in media res, ya que la introducción al conflicto precede a la escena (Adela y Martirio luchan), cuyo nudo es la discusión y el enfrentamiento entre las mujeres y desenlace la muerte de Adela.
La obra se divide en tres actos, siguiendo el esquema clásico de planteamiento-nudo-desenlace cada una ambientada en un tiempo distinto, mañana-tarde-noche respectívamente. Dentro de cada uno de los actos se presenta de forma paralela la misma secuencia: calma inicial, sucesión de conflictos y violencia final. Este fragmento corresponde a la escena de violencia final del tercer acto en forma del disparo de la escopeta y el suicidio de Adela. La obra presenta ciclos sucesivos y es reseñable que empieza y concluye con una muerte, así Lorca describe la situación estática y sucesiva de la vida rural española a la que critica y califica de drama.
  1. Acotaciones:
Son breves y concisas (lín. 3 Señalando a Adela. lín. 7 Adela arrebata el bastón a su madre y lo parte en dos.), cumplen la función de indicar a los intérpretes un gesto preciso o una actitud concreta y señalan el momento de entrada de personajes no presentes desde el comienzo, también (lín. 22) se dirigen a los técnicos de sonido y a los directores de escena a quienes se indica de la existencia de puertas y espacios externos. La acotación de las lín. 16-17 introduce a única hija de Bernarda que no tiene parlamento en la escena y que de otro modo estaría ausente. Además aparecen algunas didascalias internas como en las lín. 2-3, en las que indica que el atuendo de Adela (enaguas llenas de paja de trigo), lín. 45 en la que Bernarda dice ¡Descolgarla! y que de otro modo no se habría sabido con certeza el medio para el suicido de Adela (ahorcamiento), …
Por lo general en el resto de la obra mucho más elaboradas y forman parte del texto literario.
  1. Personajes:
En esta última escena aparecen e intervienen todos los personajes relevantes de la obra (salvo Amelia que solo contempla), destacan Bernarda y Adela en la acción dramática, las hermanas, la Poncia y la criada.
  1. Bernarda: Es una mujer dominante, impasiva, fría y recalcadamente retrógrada, se le puede definir como la dictadora o tirana dentro de la casa, además está profundamente preocupada por el “qué dirán” y lo demuestra en sus dos últimas intervenciones, en las que por encima de la preocupación de que su hija haya fallecido está el ocultar su pecado. Su personaje es arquetípico, es decir, su conducta es plana e invariable a lo largo de la obra. Su nombre representa masculinidad (de Bernardo) lo que es paradójico pues es ella quien se interpone entre sus hijas y los hombres. Bernarda se apoya sobre un bastón que simboliza un báculo de poder que utiliza para dar órdenes de forma autoritaria y sin cabida a argumentos. Lorca la fija como blanco de la mayoría de sus críticas usándola como símbolo del sistema y la sociedad españolas.
  2. Adela: Es un personaje romántico por antonomasia, se opone y lucha contra el régimen establecido por Bernarda y encarna la tragedia que representa la obra. En este fragmento parte el bastón de Bernarda siendo así un único héroe que lucha con el deseo de todas las mujeres de la casa contra la madre, omnipotente y opresora de la voluntad de todas. Muriendo voluntariamente en un acto suicida final, da razón a Mª Josefa cuando anteriormente en la obra ésta afirma que como única vía de escape de la autoridad están la locura o la muerte. Es el único personaje plenamente redondo de la obra.
  3. Angustias: La más mayor de las hermanas, hija del primer marido de Bernarda y heredera de su dinero, está prometida a Pepe a pesar de conocer que él solo la quiere por su dinero (siendo la única de la familia con riquezas). Su propio nombre la describe en un papel arquetípico.
  4. Martirio: Se resume en su actitud envidiosa hasta el punto de la crueldad que demuestra continuamente (lín. 48 Dichosa ella mil veces que lo pudo tener.) Es arquetípica aunque momentos antes de la escena demuestra un retazo de auto-reflexión durante su lucha con Adela.
  5. Magdalena: La más inocente de las presentes no interviene de forma muy relevante, es la que más quería al padre.
  6. Pepe: Aunque no es un personaje de reparto su intervención desde el exterior es muy relevante en la obra. Es el hombre de deseo de Angustias, Adela y Martirio y es el símbolo de la sexualidad y la libertad. De él solo se sabe por medio de los parlamentos de otras figuras. Cuando Bernarda atenta contra su vida con la escopeta, logra escapar en su jaca (correr a caballo, otro símbolo de la libertad) lo que se interpreta como la imposibilidad de erradicar la sexualidad, él puede morir, pero no el deseo de las hermanas.
  7. La casa: A la vez el espacio en que se desarrolla la obra y un personaje. Para Lorca es la vez la seguridad (punto de vista de Bernarda) ante los oscuro y lo desconocido (pecado) y por otro lado una prisión (punto de vista de Adela) que aisla a las mujeres del exterior, de la realidad.
  1. Acción(es):
Se presenta una fuerte lucha verbal entre Bernarda y Adela llegando incluso hasta gestos de violencia física (lín. 5-8 en las que Bernarda se dirige furiosa hacia Adela y ésta arrebata el bastón a su madre y lo parte en dos). Angustias y Martirio además también se enfrentan a la hija menor. Anteriormente Adela había estado pelando con Martirio porque ésta no le permitía salir y así despierta Bernarda. La consecuencia de esta lucha entre Bernarda y Adela desemboca en el suicidio de la hija al ser engañada a creer que Pepe fallece.
  1. Plano de la expresión:
  1. Forma de elocución:
Se trata de un texto de acción dialogal, presentado para su puesta en escena.
  1. Estructura externa o formal:
  1. Léxico empleado:
Lorca usa un léxico de los campos semántico de la agresión (lín. 1 rayo; lín. 15 escopeta; lín. 38 martillo; …) eminentemente por parte de Bernarda, del sexo (lín. 45. virgen; lín. 46 doncella; …) y las tradiciones (lín. 32 endemoniada de la religión). Los verbos son predicativos en una escena cargada de acción, en presente del indicativo y en imperativo por parte de Bernarda. Hay un uso de verbos en presente del indicativo con intención imperativa en las acotaciones.
  1. Sintaxis empleada:
Predominan las oraciones simples tanto en los parlamentos como en las acotaciones, esto dota de un ritmo rápido. Hay varias construcciones de actos de habla indirecto (lín. 3-4 ¡Mira esas enaguas (...)!; lín 49 Yo no quiero llantos) cuyas intenciones son en algunos caso de crítica o de transmitir un mensaje de forma políticamente correcta y por parte de Bernarda como órdenes (no lloréis).
  1. Métrica utilizada:
Ninguna ya que no hay ningún parlamento en verso.
  1. Recursos estilísticos, fonéticos y gramaticales:
No hay un uso abundante de recursos, destacan: la exclamación retórica que hace Bernarda (lín. 1 ¡Qué pobreza la mía no tener un rayo entre los dedos!) que es a la vez un apóstrofe; la comparación y animalización de la intervención de Adela (lín. 13 Ahí fuera está, respirando como un león.); la epanadiplósis empleada por Adela (lín. 25 ¡Pepe! ¡Dios mío! ¡Pepe!) que recalca que el sexo (que simboliza Pepe) es el principio y la finalidad de todo; ...
  1. Género literario al que pertenece el texto:
Se trata de un texto dialógico dramático en el que la acción avanza por medio de la confrontación durante el diálogo entre los personajes, que se caracterizan de este modo, cuyo objetivo es la puesta en escena y que presenta acotaciones explícitas o implícitas destinadas a un director.
Pertenece al subgénero del drama, tal como indica el subtítulo, por tratar con personajes más reales y próximos.
Análisis subjetivo
  1. Conclusión:
De la misma manera que en la obra completa, este fragmento presenta de modo muy representativo el universo dicotómico que envuelve la Casa de Bernarda Alba, a saber: la opresión contra la libertad; la vida contra la muerte; las normas y convenciones sociales contra los deseos instintivos; … Las posturas eclécticas quedan erradicadas y la posibilidad de diálogo como medio de resolución de conflictos se esfuma; ni una palabra discrepante de parte de las oprimidas dado que Bernarda impone el silencio como ya hiciera desde su aparación al inicio de la obra, sellando así la tragedia con su mutismo impuesto. La descripción hiperbólica de su tiranía muestra a todas luces que a Lorca no le interesaba el realismo en sí mismo, como podría extraerse erróneamente de una lectura denotativa de la obra; por el contrario, probablemente sus intenciones eran otras: la manifestación de la tragedia de España como nación que se resiste al progreso y vive anclada en los vestigios de un pasado caduco, vácuo, muerto.

6 comentarios:

  1. Anónimo17/2/13

    Se agradece poder disponer de recursos como éste!! Muy buen trabajo.Saludos

    ResponderEliminar
  2. PAULA9/6/13

    me ha sido de mucha ayuda. increible trabajo

    ResponderEliminar
  3. Anónimo6/11/13

    BENDITO SEAS !

    ResponderEliminar
  4. Anónimo26/2/14

    muchas gracias!

    ResponderEliminar
  5. Anónimo27/2/14

    grasias vendisiones

    ResponderEliminar
  6. Muchisisisimas gracias, esto me viene perfecto :)

    ResponderEliminar